La misteriosa chica del Wonder Boy

wonder-boy-sega-portada

Wonder Boy con la típica temática rescata novias de los 80. SEGA, 1986.

Hace mucho tiempo pasear por zonas turísticas de las playas era también una oportunidad perfecta de visitar los salones recreativos que poblaban por allí, llenos de juegos que en muchas ocasiones no podía localizar en mi ciudad natal.

En mi caso eran las playas de El Puerto de Santa María, Cádiz. Durante los años 90 todavía quedaban vivas algunas de estas salas, y me gustaba acudir porque junto a juegos actuales siempre encontraba joyas antiguas, que rezagados aún resistían el paso del tiempo.

Uno de estos recreativos en concreto todavía tenía en funcionamiento juegos como Enduro Racer, Out Run, Hang On o Wonder Boy. Las recreativas de SEGA encajaban muy bien en estos ambientes playeros. Me encantaba ir a este lugar, aunque no fuese ya ni la sombra de lo que significó en su momento. Serían finales de los 90, en pleno declive de los recreativos, cuando en una de mis visitas encontré a una mujer empezando una partida al Wonder Boy, la placa tenía fallos en colores indicando su desgaste y abandono por el paso del tiempo, pero era al menos todavía jugable. Al poco de verla jugando me dí cuenta que esta persona ya tenia experiencia con el juego.

En cambio yo, estaba acostumbrado a la conversión que en su día Activision publicó para Amstrad CPC. SEGA era el rey de los arcade en Europa durante los 80 y solían verse conversiones de sus juegos a estos sistemas. La versión para Amstrad mantenía el tipo pero resultaba mucho más fácil que la versión de la recreativa original, que además de una mayor dificultad contaba con otro método de control de dos botones que si no estabas acostumbrado lo único que conseguías era terminar haciendo el ridículo.

wonder-boy-activision-en-amstrad-cpc

Wonder Boy en Amstrad CPC (Activision). Tardes de vicio.

Wonder_Boy_publicidad_de_activision

Publicidad de Activision para las conversiones a ordenadores de 8bit. Imagen: c64-wiki.com

Pero esta chica, que era bastante mayor que yo, manejaba el juego con soltura y realizaba una verdadera performance, mostrando además auténticas lecciones en una actuación en directo que o estabas en ese momento para ser testigo o te la perdías para siempre, y demostrando que las mujeres no tenían por qué limitarse a los Tetris y Super Pang.

En una época donde todavía no existían los replays ni Youtube, ella me enseñó, sin ser consciente de ello, cómo sacar provecho del skate. Yo tenía por norma no usarlo por su complicado control, donde podías controlar la velocidad pero no frenar completamente, y esto era un dilema en fases como la del mar con las nubes. Sin embargo ella las pasaba tranquilamente, ya que el verdadero patrón en Wonder Boy era avanzar sin parar, incluyendo en las plataformas móviles, y frenando sólo en lugares puntuales. En la fase del mar por ejemplo, no se entretenía matando a los pulpos sino que simplemente saltaba por encima de ellos, y sin detenerse por supuesto.

Wonder Boy no era como otros juegos que tenías que avanzar lentamente con cuidado, era un juego para aventureros que se atrevieran a saltar al vacío. Avanzar y memorizar, sólo era eso.

wonder-boy-sega-juego-fase-pulpos

Saltando los pulpos. El skate es una gran ventaja si sabe controlarse.

Mientras tanto me quedaba mirando sorprendido, quería ofrecerle un comentario pero mi timidez o gilipollez lo impedían, también para no cortar su sincronización con el juego y provocarle que perdiera una vida por una interrupción mía. Para no estar además de “mirón acosador” me dedicaba a dar vueltas por el resto de la sala, jugando alguna partida esporádica y volviendo de vez en cuando para observar como iba avanzando la partida. Pero tras unos 30 o 40 minutos en uno de estos regresos la partida ya había acabado, la chica había desaparecido y sólo quedaba su puntuación como prueba de que había pasado por allí.

No mucho más tarde y gracias a la edad dorada de la emuladores, Wonder Boy empezó a estar disponible primero con el lejanísimo System 8 y más tarde en el MAME, donde pude poner por fin en práctica un método de juego que era mucho más adrenalínico que como jugaba hasta entonces, y que me permitió al fin mejorar mis partidas.

wonder-boy-controles

Los 2 botones de control de la recreativa con el orden clásico invertido. Imagen adaptada de arcadeflyers.com

Evidentemente jamás volvería a encontrarme con ella, más de 15 años después aquella pionera retrogamer no se acordará ni del nombre del juego, pero por mi parte sí tengo que agradecerle esa ‘clase magistral’ que enseñó en su momento sobre Wonder Boy.

Tags:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

captcha

Escribe tu mensaje: