Entrevista Javier Valero: de Tecfri a Gaelco

dav

Eduardo Cruz (Team Recreativas.org) y Oscar Nájera (Asociación ARCADE, Recreativas.org) tuvieron el honor de poder charlar durante el mes de octubre con Javier Valero, peso pesado de Gaelco y uno de los máximos exponentes de la industria de videojuegos para máquinas recreativas de nuestro país. Con una trayectoria que arranca desde los inicios y posterior boom de los videojuegos en los años 70 hasta el final de los recreativos pasado el año 2000, Valero nos relata a través de su propia experiencia personal una increíble historia de cómo fueron los entresijos del diseño de videojuegos para recreativas, cuyo relato recogemos aquí.

Inicios

Javier Valero estuvo ligado al recreativo desde muy temprana edad. A los 13 años construye un pinball casero, el padre de Javier se lo enseña al dueño de Recreativos Carrasco (Lleida) y al tiempo comienza a trabajar allí.

En 1973 obtiene acceso a una maquina Atari Pong estropeada, la repara y pasa 3 años estudiándola. Después se va a estudiar teleco a Barcelona. Su compañero de clase era Jose Quingles, se conocieron el primer día de carrera al sentarse juntos por casualidad, mientras que a Luís Jonama lo conoce en la mili en Barcelona.

Tras la universidad Javier Valero comienza a trabajar en Promatic (bobinas y relés para pinballs). Promatic y Electrogame eran empresas familiares Promatic pertenecía a Santiago Carreras y Electrogame a su hermano Jorge Carreras.

Pero cuando Jorge Carreras le dio a Santiago una placa de Space Invaders que no funcionaba (se había estropeado en el montaje) Valero al ver la placa que se la conocía de memoria se la pidió a Santiago que se la dejara ver. La arregló y entonces Santiago fue a ver a su hermano y le dijo: “aquí tienes la placa reparada”. Jorge quedó asombrado y pregunto quién la había reparado, fue entonces cuando se llevó a Valero a Electrogame a trabajar como técnico.

Electrogame acaba pasando a ser Videogame con el boom del videojuego, sus fundadores/accionistas son Jorge Carreras, Esteban Carranza y Walter Knoll.

 

Etapa en Videogame, primeros proyectos

La etapa en Videogame fue crucial para los primeros proyectos de Javier Valero, Luis Jonama y Josep Quingles. Idearon un hardware que permitiera el intercambio de juegos, basado en CPU 8085 y usaba ROMS de tipo 2708, y a su vez diseñaron un juego para funcionar bajo este hardware conocido como El paracaidista. Se fabricaron 25 unidades para la empresa Pasatiempos Laguna. No existe mueble, no existen más juegos en esa plataforma. El juego no pasó de la fase de prototipo y sólo se conservan actualmente los esquemas y dos unidades de esta placa.

el-paracaidista-placa-electrogame

Prototipo de la placa El paracaidista (Electrogame). Año 1979. Imagen: zonadepruebas.com

En Videogame también cabe destacar las modificaciones de juegos populares como Pacman o Scramble, donde incluyeron una de las primeras opciones de continue de la historia. También surgió de ellos el incluir balas enemigas en el juego de Moon Cresta, ya que sin ellas pensaban que era un juego aburrido al no haber disparos.

Más tarde Valero pasa a trabajar en Linel, dedicada a hacer maquinas tipo B, miembros: Jordi Carreras, Javier Valero, Salvador Garcia (hacía los muebles) y Ros (ingeniero con 10% de las acciones). La empresa abre el 1 de septiembre del 1981 y cierra el 5 mayo 1982 después de la ley prohibición conocida como el “Rosonazo”. Su producción fue de unas 100 máquinas al día.

Javier Valero sobre la posible preservación del prototipo del Paracadista, Videogame:

Del prototipo del Paracaidista se hicieron 25 unidades para Pasatiempos Laguna. Sólo se conserva una unidad, sin tener de momento localizadas las memorias del juego, aunque estoy trabajando en ello para su recuperación.

 

Tecfri

En enero de 1983 Jorge Carreras funda Desystem como desarrolladora y Tecfri como comercializadora en la Calle Berlín, Barcelona. Realmente el edificio es un holding de empresas pertenecientes a Jorge Carreras, compuesto por cuatro empresas diferentes: Desystem, Tecfri, una que fabricaba guantes y la otra se dedicaba a fabricar partes metálicas.

tecfri_desystem

Captura de Speed Ball donde aparecen los logos de Tecfri y Desystem.

Jorge Carreras trae a Luis Jonama y Javier Valero a Desystem. El accionariado es el siguiente: Jordi Carreras 52%, Luis Jonama 28%, Javier Valero 20%. Josep Quingles no era accionista sino asalariado.

El primer título de Tecfri, Ambush, se desarrolla en 9 meses. Para ello trabajan 3 turnos diarios de 8 horas entre Javier Valero, Luis Jonama y Josep Quingles.

Para el desarrollo usaron un emulador de cpus de Tektronic. El prototipo del hardware se hizo usando wire wrapping y chips TTL.

tecfri_tektronic

Anuncio corporativo de Tecfri. En la izquierda puede verse equipos de Tektronic, usados en el desarrollo de sus juegos. Imagen facilitada por Asociación ARCADE.

ambush_flyer

Ambush, el primer juego de Tecfri. Imagen: Asociación ARCADE

 
Las placas las fabricaba la empresa ELBASA (Electrónica Básica SA) con sede en Esparreguera. Los componentes se montaban a mano en la cadena de producción interna de Tecfri. La tasa de fallos por aquel entonces estaba entorno al 10% de la producción. Más tarde dejan de trabajar con ELBASA y pasan a trabajar con LAB CIRCUITS de Santa María de Palautordera.

 

Ambush, el primer videojuego español vendido en Japón

La idea del Ambush era simular un efecto 3D, esto fue posible gracias al contar con muchos sprites por hardware (128). En comparación, el hardware de Galaxian contaba con 8 sprites, y a lo sumo otros sistemas contaban con 16. Ambush tuvo el primer hardware a nivel mundial en soportar 128 sprites.

Nombres para la posterioridad

El verdadero reto fue simular el 3D sin contar con operaciones de multiplicación y división. El truco fue hacer dos tablas de 8 bits, una de logaritmos, y otra para calcular el anti-logaritmo. Con lo cual una ecuación matemática para situar los objetivos en la simulación de 3D se hacía con pocas instrucciones usando los registros IX y HL del Z80.

Javier hizo el hardware, la fase de despegue y el aterrizaje. Josep Quingles hizo el sonido y una fase (probablemente la de los asteroides)
Luis Jonama, hizo el resto.

El gameplay testing era compartido entre los miembros del equipo, no había product manager o QA. En caso de necesitar pruebas de explotación estas se hacían en bares a través de operadores.

Ambush es licenciado a Nippon Amuse en Japón por 180 milliones de pesetas. Javier Valero pasa un mes entero en Japón para apoyar el lanzamiento, allí se fabrican al menos 10000 unidades.

Después de este éxito Jorge Carreras hace socios de todo el holding a Javier y Luis. Una de las empresas del holding es Tecfri.

 

Hole Land, modernizando Space Invaders.

En 1984 consiguen vender su segundo juego (Hole Land) a una empresa en Japón por más de 200 millones de pesetas.

Hole Land, el segundo juego de Tecfri, pasó por varias ferias internacionales y nacionales y se vendió a una empresa japonesa por 200 millones de pesetas.

hole_land_800_00

Anuncio Hole Land, Tecfri. Año 1984. Imagen: Recreativas.org

hole_land_850_01

Anuncio Hole Land, Tecfri. Año 1984. Imagen: Recreativas.org

 

 

Ambush y Hole Land resultaron un éxito para la empresa, pero en 1985 comenzaron las discrepancias entre los ingenieros y gerente de Tecfri.

En el ultimátum a Jorge Carreras, Valero y Jonama le dicen que finalizarían uno de los dos proyectos que habían por hacer. Uno era el Modular System y el otro un juego llamado Multi Pole Position (MPP), un juego tipo Pole Position pero evolucionado para jugar 4 jugadores. Jorge eligió terminar el Modular System.

La historia de Modular System y Multi Pole Position

Debido a diferencias en cómo se llevaba la gestión de las empresas, Luis Jonama y Javier Valero deciden durante el verano de 1985 dar un ultimátum a Jorge Carreras a la vuelta de vacaciones para que se nombre un director gerente y Jordi se centre exclusivamente en funciones de ventas.

De haberse realizado el MPP, habría sido la primera recreativa multijugador de la historia, años antes del Final Lap de Namco.

En el ultimátum a Jorge Carreras, Valero y Jonama le dicen que finalizarían uno de los dos proyectos que habían por hacer. Uno era el Modular System y el otro un juego llamado Multi Pole Position (MPP), un juego tipo Pole Position pero evolucionado para jugar 4 jugadores. Nunca se produjo, sólo se conserva los esquemáticos. Jorge sin embargo decidió que el proyecto a finalizar fuese Modular System.

spy_hunter_placa_tecfri

Placa Spy Hunter de Tecfri para Recreativos Franco. Primer diseño del Modular System, en la que se unen los distintos módulos o bloques a la parte central. Imagen: recreativas.org

modular_system

Modular System desarrollado en Gaelco, compuesto por racks. Por cierto la ilustración superior del flyer parte de cierto flyer de EFOSA … Imagen: Asociación ARCADE.

Modular System nace en Tecfri como una sábana de módulos, un ejemplo de ello podemos encontrarlo en la placa de Spy Hunter. Más tarde sería en Gaelco donde se hace de nuevo el Modular System ya en versión rack: con un total de 15-20 juegos disponibles.

De haberse realizado el MPP habría constituido todo un hito en la historia del recreativo y se habrían adelantado a Final Lap de Namco que apareció en 1987, cuyo concepto de multijugador y máquinas interconectadas fue de tal importancia que influyó a toda una siguiente generación de simuladores de conducción en los años 90 y 2000, como Daytona USA por citar un ejemplo.

 

Esquemas del proyecto MPP (Multi Pole Position)

Gracias a los esfuerzos de la Asociación Retrosevilla, Javier Valero estuvo presente en la pasada edición de Retro Sevilla para hablar de la historia de Tecfri, donde mostró por primera vez los esquemas del proyecto cuyo nombre interno fue MPP (Multi Pole Position), dando una muestra gráfica de lo que podría haber sido el primer simulador de carreras multijugador de la historia del recreativo.

esquemas-mpp_01

El proyecto MPP (Multi Pole Position) se planteó en Tecfri en 1985. Imagen: Pablo L. del Rincón, Recreativas.org

Javier Valero presentó en exclusiva los esquemas del MPP en la pasada edición de Retro Sevilla. Imagen: Asociación Sevillaretro.

 

Gaelco

Ante la negativa de Jorge ante sus peticiones, Javier Valero y Luis Jonama se marchan de la empresa y fundan en octubre de 1985 la empresa GAELCO (Gabinete Electrónico Consultivo). Invitan a Jose Quingles a participar en Gaelco y ellos avanzan su parte ya que Jose era empleado y no disponía de capital.

Covielsa es fundada por Javier Valero en 1984 , antes que Gaelco, estando por tanto aún en Tecfri. Cuando se funda Gaelco, para evitar conflicto de intereses entre Gaelco y Covielsa, Javier decide repartir el control entre la familia (su padre la gestiona, hermanos e hijos reciben participaciones).

fantastic_car_falgas_gaelco

Gaelco desarrolló electrónica para productos tan dispares como pinball, dianas y para este Fantastic Car de Falgás.

Los comienzos de Gaelco desarrollaban electrónica para terceros, destacando el encargo de Falgás de su conocido Coche Fantástico, electrónica para pinball y para dianas (Covielsa), aparte de desarrollar la nueva versión del ya mencionado Modular System. También en 1986 desarrollaron el primer juego de Gaelco, Master Boy, un juego de preguntas y respuestas del que retomaron nombre e idea para diseñar una nueva versión en 1991.

 

Master Boy (1986), el olvidado primer videojuego de Gaelco

Tambien en 1986 existió un juego de preguntas y respuestas llamado Master Boy y que constituye realmente el primer juego diseñado en Gaelco, años antes de la salida de Big Karnak en 1991, juego siempre considerado como el primero de esta compañía. A diferencia del “remake” que apareció en 1991, esta primera versión de Master Boy sigue a día de hoy inédita, de la que al menos desde Recreativas.org y colaboradores hemos podido rescatar documentación gráfica que prueba la existencia del juego.

master_boy_1986

Master Boy (1986) fue realmente el primer videojuego de Gaelco. Imagen: Asociación ARCADE.

placa_master_boy_gaelco_1986

Placa de Master Boy (1986). Imagen: Ricky2001 (Team Recreativas.org)

Dallas, la gran protección anticopia de Gaelco.

Uno de los grandes males de esta industria era sin duda la copia, invertir en desarrollar hardware y software que después era aprovechado y copiado por sus competidores. Por eso inventaron un sistema de protección que evitara la copia de las mismas. La salida del World Rally se retrasó un año para poder integrar el sistema de seguridad llamado Dallas. World Rally primero se probó en un salón de Sants en Barcelona, de este juego se fabricaron 25000 unidades.

world_rally_placa_gaelco

Placa World Rally de Gaelco, al centro la carcasa que cubre el chip de protección Dallas. Imagen: Ricky (Team Recreativas.org)

Valero también nos aclara cuando le preguntamos por un desconocido proyecto llamado Salter: “Salter no es prototipo es un producto. Es un aparato de gimnasia que combina videojuego y fue comercializado por la empresa del mismo nombre”. Fue entonces el único videojuego de Gaelco que no estuvo destinado a máquinas recreativas.

Finaliza el tiempo y aún nos quedarían muchos temas por preguntar, por conocer toda la historia que hubo tras la industria de las recreativas españolas, y desde aquí agradecer a Javier Valero por compartir sus experiencias con nosotros.

team_recreativas_con_javier_valero_gaelco

Eduardo Cruz y Oscar Nájera posan junto a Javier Valero.

* Gracias especiales a Javier Valero por su tiempo y a Eduardo Cruz y Oscar Nájera por hacer posible lo imposible. Gracias además a la Asociación Sevilla-Retro por la organización de la conferencia y por facilitar material gráfico de los esquemas del MPP.

Más información de Gaelco:enlace en Recreativas.org.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

captcha

Escribe tu mensaje: