Anime en los 80: VHS, Chiqui Video y Videojuegos.

Hosting compartido - Host Europe

(Continuación de mis experiencias con el anime en los 80: http://retrolaser.es/anime-en-los-80-video-comunitario-y-conan-el-nino-del-futuro/)

En los años 80 lo teníamos complicado para acceder a material anime, salvo lo que pasaban por TV, otros métodos alternativos eran el vídeo comunitario y el vídeo doméstico. Voy a hacer un repaso de algunas series y películas que conocí gracias al VHS y la situación general en los 80.

la pequeña Polón, anime de los 80.

La simpática Polón.

La pequeña Polón

Serie igual al que Robotchi tomaba esa tendencia de humor absurdo. Ambientada en la mitología griega, La pequeña Polón es una de las series de anime más divertidas de los 80. Su diseño infantil no quitaba toques un poco más adultos en los propios personajes, como el borracho y vago Apolo, padre de Polón, o Zeus como un mujeriego que finalmente siempre era ‘corregido’ por su mujer Hera. Curiosamente aunque fuese tratado como un producto de tercera, estas series contaban claramente con un mejor doblaje que en algunas series de anime más actuales.

En España lo editó A.L. Distribuciones.

Area 88

Esta serie llegó de la mano de Chiqui Video, os sonará mucho más el videojuego basado en este anime para Super Nintendo y recreativas de Capcom, que nos llegó a occidente con el nombre de UN Squadron.

Películas de anime: Nausicaa el Valle del Viento.

nausicaa-foto17

Nausicaa el valle del viento, 1984. Un verdadero clásico SF del anime.

Pero sin duda algo que me permitió el VHS es abrirme a las maravillosas películas de anime, destacando Nausicaa el valle del viento, editado por Chiqui Video. Aunque estas ediciones eran versiones recortadas de las originales, las películas anime técnicamente estaban a años luz de los que nos mostraba las más limitadas series televisivas de animación.

Nausica_del_Valle_del_Viento_ghibli

Cartel japonés de Nausicaa.

Las películas de anime destacaban por su obsesión detallista ya fuera recreándose en diseños, fondos o explosiones con miles de piezas volando por los aires. Lamentablemente eran muy poco accesibles, gracias a ser tratado como un subproducto por parte de editoras de vídeo de tercera. Mientras que en Estados Unidos y Japón se trataba de reconocer el cine de animación con un tratamiento más adulto, en España tardaríamos en quitar la etiqueta de producto exclusivamente infantil.

La reducida versión que vimos aquí no consiguió sin embargo ocultar las maravillas que presentaba Nausicaa, que confirmó los esfuerzos de Hayao Miyazaki de que el anime podía (y debía) madurar y autosuperarse, como demostró con sus producciones a través del estudio Ghibli, alcanzando una calidad artística que al fin se ha ido reconociendo, especialmente en estos últimos años.

Macross ¿Recuerdas el amor?

Gracias nuevamente a Chiqui Video, En España tuvimos la oportunidad de ver la película de Macross. Se ignoraba la serie original, pero a su favor la película tenía un diseño renovado y un excelente muestra del anime de SF de los 80.

macross-chiqui-video

Carátula de la edición española de Macross editada por el sello Chiqui Video.

Otros animes de Chiqui Video

Chiqui Video también editó entre otros Locke el pequeño Superman, Justy, y Dallos, considerada la primera película en formato OVA (Original Video Animation), de Mamoru Oshii (director cuyo éxito internacional se reconoció con de la adaptación al anime de Ghost In the Shell en 1995).

Mientras tanto, en la TV pública también pasaban esporádicamente diversas películas de anime, una de las que más recuerdo es La Tumba de Drácula, una bizarra adaptación emitida en las navidades de 1984 en el olvidado programa infantil Mazapán de TVE.

area88-justy-chiqui-video

Ediciones de Chiqui Video: Area 88, Leda, Justy y Locke, el pequeño Superman. (Imagen adaptada de nosolohd.com)

dallos-vhs-chiqui-video

Dallos, el primer OVA, llegó tambien por Chiqui Video. Imagen: animecion.com

dracula-mazapan-tve-1984

A Drácula le molaba el voyeurismo en La Tumba de Drácula, anime emitido en el programa Mazapán de TVE.

Anime y Videojuegos

Otra formas de exponernos a la influencia Anime era a través de los videojuegos, en los ochenta existía una enorme barrera que marcaban mercados muy diferentes entre Occidente y Oriente, así que éstos llegaban de una forma muy tímida y en ocasiones casual.

valis1-portada-msx

Valis para MSX. La portada llamaba más la atención que el propio juego.

Puede que algunos recuerden las llamativas ilustraciones estilo anime de juegos para el estándar MSX como Valis y Tritorn, que automáticamente te hacían relacionarlos con las ‘dibujos japoneses’ que disfrutábamos por la TV. Estas portadas se colaban en revistas como Micromanía, siempre más atento a los sistemas más extendidos en España, como los británicos Spectrum y Amstrad CPC. De hecho en el CPC lo más parecido era Usagi Yojimbo, pero lo que se veía en MSX se me antojaba más auténtico, más japonés.

En las máquinas recreativas, los operadores de turno nos instalaban juegos que en muchas ocasiones anunciaban un “FOR JAPAN USE ONLY”, en ocasiones correspondiendo a títulos no deberían haber salido de Japón, pero que podíamos disfrutar gracias al enorme mercado de placas bootleg que se movía por aquí.

Con los títulos en caracteres japoneses, en su momento no podía reconocer que se trataba de juegos como Momoko 120% (que por cierto tenía la música de la famosa serie Lamu de Rumiko Takahashi), UFO Senshi (SEGA 1988) con más chicas y aliens siguiendo nuevamente la moda Lamu. En la época que mandaban los juegos de acción y violencia, este tipo de juegos con estética cute solían ser los ignorados del salón recreativo.

ufo-senshi-sega

Chicas y aliens en UFO Senshi de SEGA.

momoko-120-jaleco

Japonesadas de la mano de Jaleco en Momoko 120%, con banda sonora de Lamu.

Ginga-Ninkyouden-jaleco

No lo ví en los recreativos, pero Ginga Ninkyouden de Jaleco (1987) recoge en forma de parodia un graffiti de la cultura del manga y anime de los 80.

kozure-ookami-nichibutsu

Kozue Ookami. Nichibutsu se inspiraba claramente en el manga y anime para los temas de sus juegos.

De acción me encontré con juegos como Kozure Ookami de Nichibutsu estaba basado en Lone Wolf & Cub, ignorando en su momento su relación con un clásico del manga. Y ya de paso mencionar Kabuki-Z de Taito, que estrictamente no tenía estilo anime pero sí tenía un ambiente muy japonés, y aunque llegó a occidente oficialmente fue uno de los más buscados por los aficionados por culpa de, como en mi caso, no poder reconocer un nombre occidental en la pantalla de título al abundar más la versión japonesa por los recreativos. Kuri Kinton de Taito llegaba un poco después aprovechando el creciente éxito de Dragon Ball, ya que el protagonista usaba el famoso Kame-hame-ha.

En cambio el género de naves mantenía su éxito (el término shmup no existía en nuestro vocabulario por entonces), y juegos tipo mecha. Nichibutsu era el rey con sus juegos donde ensamblabas partes de la nave como en Terra Cresta y UFO Robo Dangar. Este tipo de juegos abundaban en la segunda mitad de los 80 y seguían gustando a gran sector del público.

kabuki-z-taito

Kabuki-Z de Taito. Trabajo me dio encontrarlo finalmente en el MAME.

kuri-kinton-taito

Cuando empezó a despertar la fiebre por Dragon Ball, Kuri Kinton (Taito, 1988) llegó a para compensar la falta aún de algún título oficial para recreativas.

ufo-robo-dangar-nichibutsu-1986

Por muchas razones UFO Robo Dangar (Nichibutsu,1986) es y será uno de mis juegos favoritos ‘de naves’ de la segunda generación de los 80.

Reconocimiento y apertura al anime

Con esto llegamos a finales de los 80, sobre 1989 Occidente no podía seguir cerrándose los ojos y no tiene más remedio que empezar a prestar atención a lo que se cocía en Japón. Los media empezaban a hacerse eco, en el programa Metrópolis de TVE nos presentaban por primera vez a Katsuhiro Otomo y su película de Akira, donde revolucionaba los conceptos de violencia, futuro y tecnología, pero tambien el propio concepto de cómic y películas de animación.

akira-anime-1

La superproducción de Akira despertó el interés de lo que se movía por Japón.

De hecho publicaciones de cómic arraigados en ese momento como CIMOC también empezaban a mencionar el manga japonés, normalmente con denotaciones negativas por su supuesta violencia y sexo desproporcionados, cuando en realidad mostraban una postura de temor a que finalmente fueran desplazados por éstos.

En Andalucía mientras tanto estrenábamos al fin nuestro propio canal autonómico con Canal Sur sobre 1989, donde al poco nos llegaría Dragon Ball, extendiendo el fenómeno que ya se había despertado por el resto del país. Lo que sucedió a partir de aquí sobra ya extenderse.

Como en el resto de países occidentales, el despertar por la cultura japonesa se logró más por el anime y videojuegos que por el propio manga impreso.

Han pasado décadas, y lejos queda ya el testimonio de esta primera generación no reconocida de manga y anime en nuestro país, quedándose allí perdida en los 80.

Links:

Manga Classics, Listado con películas anime emitidas en el programa Mazapán de TV incluyendo sus fechas de emisión: → Las películas del espacio Mazapán de TVE.

5 comentarios
  1. 30 enero, 2015
    • 30 enero, 2015
  2. 28 marzo, 2015
    • 28 marzo, 2015
    • 26 julio, 2015

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

captcha

Escribe tu mensaje: